Decoración, DIY, Interiorismo, Mesa, Salón

5 mesas de centro para hacer tú mismo

¿Tienes que comprar una mesa de centro pero no encuentras la ideal para tu salón? ¿No te coinciden las medidas, el color no te encaja o el estilo no te va? No busques más. En Aramara te damos unos pequeños trucos para hacerte con una mesa de centro totalmente hecha por ti. Si si, lo has oído bien. Las puedes realizar con tus propias manos. Pero no te asustes, ¡no es nada complicado!

Sigue leyendo estas mini instrucciones y personaliza tu hogar con una mesa DIY. Y lo que es más importante: ¡única!


Recicla un palet

Nuestra primera opción y que seguramente ya conoces por su gran éxito en estos últimos años, es la utilización de un palet. Puedes ponerlo directamente a suelo o comprar unas pequeñas ruedas para que sea más fácil de mover y poder limpiar por debajo.

Tienes múltiples posibilidades: des de comprarlos a la medida que quieras o reciclarlos. Si eres un pelín hábil y optas por la segunda opción, primero debes lijarlos y quitarle las astillas. Segundo, recuerda que puedes dejar la madera en crudo o bien darle algún color. Y por último, es muy típico ver un cristal por encima del palet para poder darle el uso de mesa, pero si no quieres invertir tanto, también puedes optar por usar bandejas grandes que sirvan de apoyo para tus mandos u otros objetos.

 

¿Qué tal una bobina de hilo?

Actualmente las puedes encontrar en muchos mercados de segunda mano. Son un gran acierto sobretodo para mesas auxiliares dada su forma circular. Serán perfectas para dar ese punto de apoyo necesario al lado de tu sofá o butaca. Normalmente son bastante oscuras, por lo que nosotras apostamos por usar pintura al agua para darle un punto de color sin perder la calidez del veteado de la propia madera.

 

¡Con cajas de frutas!

Económicas, manejables y fáciles de encontrar. Así son estas maravillosas cajas que se han utilizado des de hace años para transportar fruta entre otras muchas cosas. Su gran estoc y tamaño hacen de estas piezas, el elemento perfecto para un sinfín de posibilidades. Puedes usarlas solas, en conjunto, con o sin ruedas y con o sin cristal. Juega en el orden de posición para usar el interior también como almacenaje. Deja volar tu imaginación, ¡no tienen límites!

 

¿Te atreves con un tronco?

En Aramara somos muy fans de los árboles y toda la vitalidad que les rodea, por eso nos encanta la idea de transportar todas estas sensaciones al interior de tu hogar. Primero quítale la corteza y líjalo un poco para quitarle esa rugosidad y/o pequeñas astillas que puedan quedar. Y por último, colócalo en el centro de tu salón y dale protagonismo con un pequeño ramo de flores.

 

Maletas de viaje

No seas pudoroso y pide a tus padres o abuelos esas maletas con las que hacían sus viajes. Seguro que las mantienen intactas y perfectas para que luzcan en tu nuevo salón. Incluso si tienen algún rasguño, marca o están desgastadas por el roce, no te preocupes, ¡quedarán todavía mejor!

Si tienes varias medidas, coloca una encima de la otra para ganar altura y dinamismo. Intenta que sean del mismo estilo, aunque no coincidan ni en forma ni en color. ¡Et voilà! Una mesa nueva, vintage, única y a coste 0.

 

No te pierdas estas inspiraciones y ¡manos a la obra!

NEWS CLUB

¿Te apuntas? Recibirás sólo información importante, descuentos, ideas de decoración y un regalo de bienvenida:

¡10% DE DTO!

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *