VIVIENDA RIPOLLET

Una reforma integral recuperando la esencia de una finca de los años 50.

Cuando el cliente es atrevido, ocurren estas transformaciones. De una finca de los años 50, con palomares y una comuna en el patio, pasamos a una vivienda cálida, confortable y preparada para ser vivida con todas las comodidades del sigo XXI.

Lo más importante, sin duda, era conseguir ganar luz natural, abrir espacios y conseguir un hogar agradable sin perder la esencia que caracterizaba la edificación. Para ello, fue necesaria una obra integral de toda la vivienda.

Empezamos reubicando todas las estancias de la casa pensando en cada uno de los elementos que le aportarían esa calidez y esencia que buscábamos en todo momento. Solo entrar en la vivienda ya se perciben todas estas sensaciones, jugando con las puertas restauradas y lacadas en un tono verde agua, y con el pavimento hidráulico que recuperamos de una de las antiguas habitaciones y restauramos creando esa preciosa alfombra que enmarca todo el recibidor.

Seguimos con dos habitaciones y un baño completo pensado con materiales actuales y con una estética de los cincuenta, con ese pavimento heagonal y la grifería retro.
¿Y la joya oculta de la casa? Su perfecta ubicación para recibir luz natural durante todo el día. Así que abrimos todos los espacios entre salón, cocina y comedor para conseguir toda esa claridad y amplitud visual entre los tres espacios.

Categoría                         Fotografías
Vivienda                               Sandra Rojo

Related Projects