Decoración, Despacho, Interiorismo

Tu despacho en casa

Antes de empezar a describir soluciones y maneras para conseguir un buen despacho en casa, queremos hacer hincapié en resolver el principal problema: el espacio.

No os desesperéis. Tenemos soluciones para todo tipo de hogares. A continuación sentaremos unas pequeñas bases que tendréis que tener en cuenta y presentaremos los indispensables para que todo esté en su sitio y se produzca un ambiente idóneo para el trabajo.


Toma medidas

Es importante que antes de comprar nada, compruebes de cuántos metros dispones tanto de ancho como de fondo. Así podrás distribuir mejor tu mesa con el resto de mobiliario.

No olvides distribuir según tus necesidades: dale más importancia a la mesa o al almacenaje según tu trabajo.
Si dispones de una buena habitación, te aconsejamos aprovechar bien las paredes con estanterías, librerías y cajoneras para que todo esté en su sitio. Cada mueble tendrá su espacio, pero no olvides crear una conexión entre ellos (por color, proximidad o estilos).


Talla S

Cuando no disponemos de una habitación libre solo para el despacho, se hace complicado poder trabajar libremente. ¿Y qué nos dices de desconectar después de tu jornada de trabajo?
Nuestro consejo es que si es sólo por un momento, puedes ubicar un pequeño espacio en tu habitación o en el salón. Usando unas pequeñas estanterías como soporte será más que suficiente. Pero si realmente pasas horas en ese espacio, lo mejor es buscar algún sitio de la casa dónde puedas dividir tus dos mundos, como por ejemplo el recibidor. Al acabar pasearás por toda la casa excepto ese espacio.


Organización y almacenaje

Por pequeño que sea, es necesario un mínimo de almacenaje para tenerlo todo a mano.  Lo que quede a la vista debe estar perfectamente ordenado en archivadores, carpetas, cajas,.. ¡Te será mucho más fácil de encontrar cualquier objeto y perderás menos tiempo! Además, intenta usar para estos elementos uno o dos colores de la misma tonalidad para crear armonía. Te ayudará a mantener la concentración y la creatividad.

Y si como nosotras, necesitas herramientas para no dejarte nada por hacer, las agendas y calendarios personalizados serán tu salvación. ¡Huye de los típicos calendarios de propaganda! Puedes pintar una pared de pizarra y dibujar tu propio organizador semanal. ¿Te atreves?


Positivismo y personalidad

Un espacio de revista no siempre es el perfecto para ti. Rodéate de cosas que te hagan sentir bien y usa alguna fotografía o recuerdo para hacerlo tuyo, pero tampoco exageres. ¡No queremos que te distraigas como si de un álbum de fotos se tratara!
Y por último, no olvides tus plantas y flores favoritas. Dale color, olor y vida para reavivar tus ánimos cada día.

 

Iluminación

La esencia de toda estancia. No todos disponemos de luz natural, y menos en el despacho, ya que siempre acaba ubicado en la habitación más pequeña y oscura de la casa. Así que ¡hay que darle calidez al ambiente!
Empieza por un buen flexo sobre la mesa. Una luz enfocada y directa será ideal para no forzar la vista. Sigue por una lámpara de pié o de techo que dé una iluminación general y acaba por adornar tus estanterías y librerías con alguna luz pequeñita y que genere ambiente. La suma de las tres será el bienestar total: ¡No querrás salir!

Inspírate en nuestra galería de imágenes

NEWS CLUB

¿Te apuntas? Recibirás sólo información importante, descuentos, ideas de decoración y un regalo de bienvenida:

¡10% DE DTO!

[yikes-mailchimp form="1"]

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.